15.02.2010

"CREO QUE LOS PERSONAJES DE MIS OBRAS SON TODOS UN POCO YO"

Compartir Nota:
Muscari, marca registrada para una mente non-stop del teatro nacional
Crédito: José Muscari


Actor, Director, Dramaturgo y mente imparable del teatro argentino, José Muscari es una constante máquina de crear historias y de llevarlas con toda su impronta a la cartelera porteña, ya sea en el circuito under como, en algunas excepciones, en un ámbito más populoso. 

Con casi dos décadas de trabajo en su prolífica carrera, José Muscari (33) pronto vuelve a la carga con “El Anatomista”, la segunda obra que estrenará en este primer semestre de 2010 (luego de “Fuego entre mujeres”). Mientras trabaja arduamente en ambos espectáculos, este hombre-orquesta del teatro habló con ABC Cultural y, a través de esta entrevista, nos permite conocerlo un poco más.
 
- Empezaste como adolescente en la actuación y en pocos años pasaste a la dirección de espectáculos teatrales. ¿A qué se debió ese progreso? ¿A un avance, a una experimentación o a escribir las obras que a vos te complacería ver como espectador?
 
Siempre tuve una percepción mas total, incluso en los juegos de niño era líder y eso de alguna manera fue marcando un rumbo hacia la dirección. Creo que me hice director porque la posibilidad de armar mundos y ver cómo otros participan de ellos me erotiza. Ahora alternativamente mezclo ser director, a veces autor, y muchas veces también actor. Me gusta la multiplicidad que me ofrece cada área.
 
- Los personajes que protagonizan tus obras pueden ser adjetivados con una infinidad de calificativos y con uno particularmente en común: fuertes. ¿Hay algo deliberado en su creación o te surge naturalmente?
 
Creo que los personajes de mis obras son todos un poco yo. Me escribo a mí, me voy mutando. Es como si exorcizara todos mis males, mis miedos y mis mundos en los seres de mis obras. No hay una decisión previa de hacerlos fuertes, me salen así. Creo que los temas de mis obras son muy border y eso vuelve a los personajes para ese lado....
 
 - ¿Hay alguno de ellos con el que te hayas sentido fuertemente identificado? ¿Cuál fue y por qué?
 
Creo que el personaje que yo mismo actuaba en SHANGAY tenía mucho de mí y me identificaba. También creo que los 4 personajes de mi obra EN LA CAMA eran mis obsesiones con el amor y la pareja y, de alguna manera, los 6 personajes de FETICHE, basada en mi entrenadora CRISTINA MUSEMECI, me identificaban muchísimo.
 
- En varias de tus últimas obras convocaste a actores que estaban un poco en el olvido de la memoria popular. De hecho, “Escoria” era una historia protagonizada por artistas que tuvieron su época de gloria muchos años antes y que luego salieron del ojo público. ¿Por qué te decidiste a convocar a estos artistas que, por diferentes motivos, fueron relegados del ámbito del espectáculo?
 
Básicamente porque creo que los actores que están en el inconsciente colectivo son muy poderosos escénicamente. Creo que de verdad el fenómeno de ESCORIA estaba muy basado en eso, me gustan los actores que tienen un plus histórico, que llevan una historia viviente sobre sí. Me resulta muy teatral el fenómeno de la fama, es muy atractivo y muy poderoso para mí.
 
- Además de estrenar tus obras en calle Corrientes y en el Teatro Maipo también te sumás a proyectos más under, como Auténtico (año 2009 en el Teatro La Comedia). ¿Sentís necesidad de vivir ese balance, como para no olvidar las raíces?
 
No, siento que pivotear de un circuito al otro es parte de buscar ser feliz y (ser) pleno con lo que hago, de serme fiel, de hacer lo que se me antoje con quien se me antoje y así saciar mi deseo de probar tal o cual idea escénica. Creo que mis raíces las tengo muy claras, mas allá de si hago o no una obra a la gorra. Y eso está bueno.
 
- ¿Por qué decidiste comenzar el 2010 con “Fuego Entre Mujeres”, una nueva versión de “Piel de Chancho”?
 
Porque la sala del Teatro Tabarís era ideal para esta puesta y estaba muy bueno revisitar una obra mía y darle una nueva vuelta de tuerca. Es una experiencia muy feliz, la obra fue estupendamente recibida por la crítica y el público.
 
- ¿Esperabas tanta repercusión con esta obra?
 
Sinceramente no. Pensé que al ser una REMAKE podía salir perdiendo pues la historia no era una novedad, pero el nuevo elenco y la inclusión de nuevos textos, más la música de Sandro, la volvieron una nueva propuesta. Es un lujo, pueden mirar su blog: www.fuegoentremujeres.blogspot.com.
 
- La obra, sin quererlo, se convirtió en un destacado homenaje póstumo a Sandro, ya que se estrenó a pocos días de su fallecimiento. ¿Qué influencia tuvo su música en tu vida? Por qué le brindaste un lugar importante en el espectáculo.
 
Básicamente porque sentí que era una buena oportunidad para que mucho público joven, que sigue mi obra, se encontrara en ella con música de un gran artista de generaciones más grandes, no visitado por la juventud. Por otro lado,  la alegría, lo KITSCH, lo bizarro y erótico de la obra tiene mucho en la esencia de SANDRO.
 
- En estos días trascendió que ya estás trabajando en una versión de “El Anatomista”. ¿En qué instancia creativa y operativa estás?
 
Empecé a ensayar hace una semana, (estoy) muy feliz con el elenco y el desafío que significa hacer una obra de envergadura con un elenco muy arriesgado a lograr los mejores resultados. Se puede ver todo el proceso de trabajo en www.teatroelanatomista.blogspot.com.
 
- ¿Cuándo se va a estrenar esta obra?
 
El 8 de abril en el Teatro Regina.
 
- ¿Cuán complicado fue convocarlo y cómo es trabajar con un doble ganador del Oscar como Gustavo Santaolalla para la música de esta puesta?
 
Aún no está cerrada su participación, solo existieron unas charlas informales. Ojalá se pueda sumar al proyecto.
por María Laura Pacheco
laurap@abccultural.com.ar