29.07.2009

LA ÚLTIMA HABITACIÓN (EL DESPERTAR DE CLARA), ENTRE LOS SUEÑOS Y LA REALIDAD

Compartir Nota:
Clara está en coma hace un año, pero se despierta, canta y baila y expresa sus deseos de vivir
Crédito: TEHAGOLAPRENSA


Una enfermera cuida a la chica que reposa en la cama. Entra un hombre con un ramo de flores en la mano y le dice “feliz cumpleaños”, mientras suena una música movida. Ella está en coma desde hace un año, sin embargo baila, canta y se ríe con una felicidad desbordante, mientras sus sueños y la realidad se fusionan para darle vida a La última habitación (El despertar de Clara), una creación colectiva de la Compañía Internacional de Comediantes Sin Pulgares, con dramaturgia y dirección de Walter Velázquez.

   Ambientada en una habitación de hospital, la historia cuenta el último fin de semana que Clara deberá pasar en la clínica debido al vencimiento de su cobertura social, situación que entristece a Mabel, la enfermera que la cuida día y noche y que a través de los meses fue aumentando su cariño por la joven.

   El Negro acompaña en todo momento a Clara, su esposa, le pone música, le cuenta sus problemas en el trabajo, toma mate mientras la mira y , principalmente, le demuestra su amor y sus deseos de que ella despierte. La historia se completa con el personaje de Juan Cruz, el médico, un hombre que mezcla sus problemas personales con su trabajo y que pocas veces escucha lo que le dicen, situación que desencadena en diálogos graciosos y descoordinados.

   La musicalización, iluminación y el excelente manejo de los tiempos enriquecen la puesta, además de la danza y la técnicas de clown que están presentes para convertirla en entretenida, original y graciosa, donde las risas surgen de situaciones simples y cotidianas, momentos que se deslizan entre la realidad y el plano de los sueños y la imaginación de Clara, que se despierta, va y viene y está contenta porque puede levantarse de la cama cuando quiere, utilizando como motor su felicidad y el deseo de vivir cada instante gracias a su buen humor y energía.

   La última habitación (El despertar de Clara) es una obra que convierte las situaciones tristes en el estado más puro de felicidad, donde la libertad esta presente en cada momento. La compañía Sin Pulgares se define como “un conglomerado de artistas que cuentan historias. Comediantes que saben que hacer humor no es hacerse el gracioso sino estar en estado de gracia”, y eso es justamente lo que logran en esta obra, llevar a cabo una historia basada en la simpleza y la originalidad del humor en su estado máximo.

Elenco:
Luisina Di Chenna (Clara), Sol Lebenfisz (Mabel), Maximiliano Trento (Juan Cruz), Gabriel Páez (El Negro).
 
Ficha técnico/artística:
Asistente de dirección (Flavia Salto). Diseño de luces (Ricardo Sicca). Escenografía (Ariel Vaccaro). Vestuario (Soledad Galarce). Producción general (Andrea Feiguin). Video (Agustín De Michelis). Fotografía (Clara Muschietti). Prensa y Difusión (TEHAGOLAPRENSA). Asistente Técnica (Checha Nieto). Dirección General (Walter Velásquez).
 
 
La última habitación (El despertar de Clara)
Viernes a las 23 en Belisario Club de Cultura
Av. Corrientes 1624. Ciudad de Buenos Aires
Reservas: 4373-3465
Entradas: $25.
 
Para mayor información sobre la obra, ingresar en
www.sin-pulgares.blogspot.com
 
por Laura Gilardenghi
para ABC Cultural